Qué estás haciendo con tu idea de negocio.

Qué estás haciendo con tu idea de negocio

Te acuerdas cuando eras un niño querías ser un gran profesional ¿que tal te ha ido con eso?

Qué estás haciendo con tu idea de negocio.

Cuantas veces te has reunido con personas que tienen grandes ideas de negocios y el entusiasmo es tan grande que cuando sales de la reunión te quedas pensando “será verdad que pondrá en marcha esa idea”.

Yo siempre he pensado que todas las personas tienen grandes ideas, hasta los más pequeños. El dilema es que muchas personas piensan que su idea de negocio es grandiosa y hasta tienen miedo de contársela a otros por temor a que se las roben. Si ese es tu problema, te tengo que decir que posiblemente miles de personas estarán pensando en la misma idea que tú y hasta desarrollándolas en este mismo instante.

Por lo tanto no se trata de tu idea de negocio si no de como la ejecutas. He aquí una de mis frases favoritas:

“El valor de una idea radica en el uso de la misma” – Thomas Edison

Convertir una idea de negocio en realidad nunca ha sido un paso fácil, especialmente si necesitas de un inversionista. En otros casos he visto que las personas tienen una gran idea de negocio sin embargo se toman años en construirla porque creen que necesitan tener un gran plan negocios y otros factores para convertirla en realidad.

He leído muchos artículos sobre este tema, sin embargo no fue hasta que leí un libro donde me di cuenta que para convertir una idea en realidad se necesita estar preparado físicamente, mentalmente e intelectualmente. El proceso para convertir tu idea en realidad por lo general nunca termina, porque hay que adaptarse a nuevas circunstancias si deseas que tu idea de negocio permanezca viva.

Aquí les dejo el nombre del libro y donde comprarlo: Invent It, Sell It, Bank It!: Make Your Million-Dollar Idea into a Reality

Qué estás haciendo con tu idea de negocio. Por Anabell Hilarski

Un buen ejemplo es Blockbuster, quienes por muchos años se dedicaron al negocio de alquilar películas. Recuerdo que yo era una cliente frecuente, casi todos los viernes rentaba sus películas. A veces pienso que es posible que los dueños de esta franquicia tuvieron la misma idea que Netflix, sin embargo no la pusieron en marcha.

Hoy comparto con ustedes algunos tips para convertir tu idea de negocio en realidad:

Cree en ti

No puedes tomar acción de tus ideas sino crees en la capacidad que tienes para desarrollarla y asumir las consecuencias que ellas pueden traer. Aunque algunos no lo crean, la actitud que tomemos frente a nuestros proyectos depende meramente de la confianza en uno mismo.

Un gran porcentaje de emprendedores fallan en su intento porque pierden la confianza en sí mismo y no pueden manejar con claridad las circunstancias que aparezcan. Nosotros somos el capitán de nuestro barco y tenemos la potestad de culminar aquellas metas que deseamos con anhelo.

Aprende de tus mentores

He tenido la oportunidad de colaborar con emprendedores exitosos y de ellos he aprendido mucho más que cuando estaba en la universidad. A veces cometemos el error de pensar que todas las respuestas a nuestras ideas las tenemos nosotros.

Cada vez que tengo curiosidad sobre alguno tema que desconozco lo primero que hago es consultar a personas que hayan tenido experiencias en el tema, ya sea mentores o inclusive tu personal de trabajo. Sin embargo no dejes que sus consejeros determinen el objetivo de tus ideas.

“Si quieres ser un empresario exitoso, a veces hay que escuchar a todo el mundo porque uno nunca sabe cuándo saldrá una buena idea.

Investiga, oriéntate y después saca tus conclusiones para lleva a cabo ese proyecto.

Mira con optimismo el tomar riesgos

Los riesgos son parte de la vida y el temer a ellos no conduce a ningún tipo de resultados. Tengo que admitir que yo era de las personas que siempre me iba por lo seguro, hasta que por cosas del destino mi situación cambio y ahora veo el riesgo como mejor amigo. En el momento que mi vida se quede estática y sin cambios, ese día hago algo para que cambie, es por eso que los riesgos son parte de la vida.

Cuando tenemos una idea y vemos que las cosas no resultaron como queríamos, enfócate en cuál es tu misión. Esto me ha pasado muchas veces y debemos entender que tomar riesgos es parte de nuestro diario vivir.

 Ten paciencia

El concluir un proyecto requiere de un gran compromiso y a veces trae como consecuencias situaciones que no podemos controlar. Toma tu tiempo para aprender y ver como las cosas funcionan. La mayoría de personas con grandes ideas tienen ansiedad y desean ver resultados de una manera rápida, tomando malas decisiones.

Un gran consejo que te puedo dar es que el camino estará lleno de cosas inesperadas que posiblemente no sepas cómo manejar. No dejes que estas situaciones te hagan desistir, mantén la cabeza en alto y respeta el proceso.

Aprende como vender tu idea de negocio a otros

Convertir tu idea en realidad, requiere de ayudar a otros a entender tu visión. Define con claridad cuál es valor de tu idea, como puede solucionar la vida a otras personas y como generar ingresos a través de ellas.

Durante mi experiencia como mentora en el Founder Institute, me di cuenta que algunos de los estudiantes no vendían sus ideas, simplemente compartían sus conocimientos. Esto le puede dejar una gran incógnita a cualquier persona, especialmente a los inversionistas.

A veces la simplicidad puede ser la clave para expresar tus ideas, olvídate de explicar tu idea de forma sofisticada y con adornos. Expresa tu idea de negocio fácil para los que no forman parte de ella tengan curiosidad sobre lo que tu estas haciendo.

Espero estos consejos sean de gran ayuda y nos vemos en mi próximo post. ¿Y tú que estás haciendo con tu idea de negocio? Espero tus comentarios.

Finalmente, deseo invitarte al taller sobre redes sociales para emprendedores, que estaré dictando el 1 de septiembre. !Te veo ahí!

Para más información:

Taller de Redes sociales para emprendedores